Copywriting: pon un tobogán en tu página Web

¿Copywriting, toboganes y páginas Web?

Si, ya sé que el título suena un poco raro.

Pero cuando acabes de leer este post entenderás por qué lo he hecho así.

Voy a empezar por el principio. ¿Recuerdas cuando eras niño y bajabas a jugar al parque?

Para mí una de las cosas más entretenidas era el tobogán.

Y si lo pienso bien, ahora también me gustan cuando bajo al parque con mis hijas o a un parque acuático, donde hay toboganes enormes.
Hoy en día en los parques infantiles hay toboganes increíbles, los críos lo pasan fenomenal.

Y ya no digamos en los parques acuáticos.

Algunos son una pasada de altos, otros son geniales para bajar con los niños, etc..

Pero la idea del tobogán siempre es la misma.

Te subes, te sientas al principio, te tiras y llegas hasta el final, deslizándote sin dificultad y más feliz que un regaliz… 😉

 

 

 

Creo que ahora ya debes estar alucinando.

Pensarás: ¿Qué me quiere contar este tío? ¿Qué tiene que ver el copywriting con un tobogán?
Pues mucho. Veras porque

Seguro que alguna vez te ha pasado estar buscando un producto o servicio en Internet, mirar los primeros resultados de Google y pinchar en uno de ellos.

Entras a una web en la que esperas encontrar soluciones a tus problemas o respuestas a tus dudas.

Y entonces te encuentras con una web aburrida, que parece no hablar de nada de lo que tu buscabas y que no te invita a seguir leyendo.

Pasas a la siguiente y lo mismo.

Unas letras pequeñas, una foto muy chula pero que no te resuelve nada, textos sin orden ni concierto, todo muy confuso…a los pocos segundos haces clic en la x roja y te sales a seguir buscando.

Y así hasta que llegas a una en la que ves un título que te sugiere soluciones.
Comienzas la lectura de los textos, empiezas a hacer scroll y vas viendo que esa página sabe lo de que habla.

No sabes cómo pero, según te surjen preguntas te ofrece respuestas a tus dudas.

Te explica perfectamente cuál es el producto o servicio y sus beneficios. Te aclara el precio, como contratarlo y cuándo lo recibirás o empezará a funcionar.
Según vas leyendo te das cuenta de que esos textos parecen estar escritos para ti.

Y sin darte cuenta has llegado hasta el botón de comprar o contratar.

Y no has tenido que pensártelo mucho para hacer clic.

Además ese botón estaba rodeado que justificaciones para hacer clic. Todo estaba tan bien explicado que en ningún momento has sentido desconfianza hacia el proveedor.

 

Ha sido como bajar por un tobogán. Fácil, sin fricciones y sin puntos en los que dijeras: que rollo, yo me bajo de aquí.

 

Pues eso es lo que puede hacer por tu web un buen trabajo de copywriting.

 

 

Tecnicas de Copywriting

Escribir textos para tu web y que estos sirvan para cumplir con el objetivo de tu web (vender tu producto/servicio o captar contactos) puede parecer un arte.
Y sin duda alguna necesita de cierto toque creativo, pero tiene mucho de ciencia también.
Y tiene parte de ciencia porque en realidad las bases de un buen copywriting están muy estudiadas y desarrolladas desde hace mucho tiempo.

Están basadas en estudios de neuromarketing, de mercado y en análisis de respuesta del usuario.

Por eso hablamos de copywriting cuando los textos de una página Web se han construido en función de alguna de las fórmulas establecidas para ello, que son varias. Y por supuesto una pizca de arte redactando, pero no es lo más importante.

Por eso cuando el trabajo está bien hecho y una página web funciona mejor es porque se han realizado unos pasos lógicos y absolutamente pensados para conseguir los objetivos deseados.
La estructura sobre la que se montan los textos está pensada para exclusivamente para tal fin.

De hecho, y aquí viene la gracia del título de este post, una de las fórmulas más utilizadas en páginas web con un buen copywriting es la llamada el tobogán de Joseph Sugarmann.

Aunque hay muchas otras: el método AIDA, PAS, PPPP, etc.
Pero todas se basan en lo mismo: explicar de forma clara y ordenada que es lo que ofrece tu página Web y buscar la conversión por parte del usuario, ya sea comprando, dejando su e-mail, etc.

Y aquí es donde se hace indispensable contar con un buen profesional del copywriting.

Porque hacer que todo eso funcione no es fruto de la casualidad ni de sentarse una tarde inspirado y liarse a escribir genialidades.

 

 

 

 

 

Conlleva un trabajo árduo de investigación del producto o servicio a promocionar, análisis de la competencia y seleccion de keywords, busqueda de opiniones de usuarios en foros y redes sociales, etc..

Y cuando tenemos toda esa información clasificada y analizada, comienza la redacción. Y ahí sí que es bueno tener guardadas todas esas ideas geniales que se nos han ido ocurriendo y ver si encajan en algún lugar de los textos de la Web.

Los tres pasos fundamentales para un buen copywriting.

De una manera muy resumida voy a contar los tres pasos fundamentales para plantear un trabajo de copywriting efectivo.

En sucesivas entradas explicaré con más detalle cada paso.

Conocer bien a tu cliente:

El primer paso ineludible es hacer un buen trabajo de detección del buyer persona, o cliente ideal.
Conocer bien a quién vamos a dirigir los textos de nuestra página Web.
Saber cómo y dónde vive, en que trabaja, que tiempo tiene para consumir contenido en la red o cómo se conecta a Internet es algo básico. Sus aficiones, si está soltero, casado o tiene hijos. si hace deporte o no, cómo se desplaza al trabajo, si lo tiene. Que le preocupa en la vida, sus miedos, su motivación, lo que le hace feliz.

En realidad hay que hacer una investigación muy profunda y saber todo de el o ella. Esto nos ayudará definitivamente a establecer una línea de comunicación efectiva.

Investigar en Internet:

Una vez definido a la perfección el “buyer persona”, hay que hacer una profunda labor de investigación de nuestro producto y la competencia. Que opiniones hay en la red sobre temas similares y como lo hacen los mejores. Explorar las redes sociales para ver como se está buscando nuestro producto o servicio, ver que opina la gente del mismo. Investigar comentarios en Amazon , foros, páginas similares, etc.

Hay muchísima información que nos dará pistas sobre lo que funciona y lo que no.

Crear el texto perfecto:

Finalmente, hay que ponerse a crear los textos que nos hagan vender más.

Con toda la información anterior, redactaremos un primer borrador de lo que queremos transmitir.

Y una vez hecho, hay que dejarlo reposar para después volver a revisarlo.
Todo esto es tan solo un pequeño resumen de la labor de un buen copywriter. Pero cada punto da para un post por sí mismo.
En sucesivos artículos iremos desgranando cada paso uno a uno.

 

¿Crees que el copywriting funciona para conseguir mejores ventas en tu página Web?

Déjame un comentario si quieres añadir algún aspecto más sobre copywriting

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *